EL CAMINO FRANCES (pulsar sobre cualquiera de las imágenes para ampliarlas)






Día 22º: Sahagún - El Burgo Ranero:



El amanecer no tarda en llegar, así que comienzo a recoger mis cosas en esta habitación del albergue que dispone de tres diminutas camas “casi metidas con calzador” y la primera sorpresa es que la calefacción no funciona casi hasta momentos antes de marcharme, además la ducha fue todo un fastidio porque difícilmente conseguí que saliese agua caliente.

Con esta experiencia y los 35 € que me supuso el alojamiento además de 7 € por el lavado de ropa, espero que en la época actual haya cambiado de gestores y de formas, porque todo era apariencia y búsqueda desaforada de dinero. Tal fue mi malestar que a pesar de la insistencia de la chica que regentaba el albergue decidí marcharme sin desayunar. Después de la experiencia siento no haberme hospedado en un hotel y así también habría tenido libertad de horario para la noche sahagunense como esta bella ciudad se merece.

Ya con luz dl día me detengo a desayunar en pleno centro de la ciudad en la Confitería Asturcón, que en esta época me llama la atención porque es un local en el que ya no está permitido fumar, todo un adelanto de lo que años después sería obligatorio, además de las exquisiteces que ofrece debo destacar la amabilidad de la chica que me atendió a estas tempranas horas.

Todavía no son las nueve de la mañana cuando dejo Sahagún por la calle Antonio Nicolás hasta desembocar en el Puente Canto del siglo XVIII, época en que se construyó aprovechando los sillares de una ermita inconclusa para sustituir al puente de madera de la época medieval (si bien por los habitantes de la villa se atribuye a la ingeniería romana) y que me permite salvar el cauce del río Cea para tomar la antigua carretera de León.





Es un kilómetro y medio por una senda en su comienzo cubierta de enormes árboles separada apenas unos metros de la antigua carretera de León, hoy sin apenas tráfico ya que se utilizan otras nuevas vías alternativas y que bordea unas amplias instalaciones deportivas. En apenas 1,5 km me incorporo a una pista peatonal para peregrinos que discurre paralela a la N-120 y que me acompañará durante 2,4 km, aunque aquí el arbolado es mucho más joven para ofrecer todavía unas sombras deseadas.

Coincido con dos chicas americanas y una de ellas acaba de tener un pequeño tropiezo en un desnivel existente que le ha provocado terminar rodando por los suelos, pero por suerte después de colaborar con su compañera en su ayuda, todo ha quedado en un desagradable susto que por suerte no le impide continuar caminando.

Después de 5 km desde el inicio me encuentro a la altura de Calzada del Coto y en este punto se ofrece al peregrino la posibilidad de continuar hacia Mansilla de las Mulas por Bercianos del Real Camino o tomar una ruta alternativa (denominada Vía Trajana) a través de Calzada del Coto y Calzadilla de los Hermanillos, en mi caso opto por la primera opción y continúo recto sin necesidad de cruzar la autovía.







Otros cuatro km más por una cómoda pista y casi a las puertas de Bercianos del Real Camino se encuentra la ermita de Nuestra Señora de Perales donde en el siglo XII se ubicaba el antiguo hospital del Cebreiro.







Ya con algo más de diez km recorridos entro en Bercianos del Real Camino cuyo nombre hace referencia a la repoblación por habitantes de la Comarca del Bierzo, en la actualidad tiene una población entorno a los dos centenares de personas. Van a ser las once de la mañana y decido hacer un alto y tomar algo más que un desayuno, así que me encamino hasta el Hostal Rivero donde alegro la mañana con un buen plato de jamón acompañado de unas cervezas.

Aquí tengo la suerte de coincidir con una chica vizcaína llamada Juncal y que resulta ser la hospitalera voluntaria que gestiona en estos días el albergue parroquial. Esta persona encantadora de amabilidad y vitalidad desbordante, además de acompañarme durante este temprano almuerzo me invitó a visitar el precioso alberga que regenta en el que pude sellar la credencial.

El albergue es el edificio reconstruido de la antigua casa rectoral, gracias al esfuerzo de muchos voluntarios que continúan colaborando hasta su total restauración, con suelo de tarima y unas cómodas camas en la primera planta además de seis literas. En la planta baja dispone de un pequeño oratorio, sala común y cocina. Me comenta que tienen la agradable costumbre de celebrar las cenas comunitarias compartiendo alimentos y habilidades gastronómicas.

A pesar de la sencillez de la población, el albergue es todo un lujo para el peregrino sin menospreciar en absoluto la dedicación de esta excelente hospitalera, es un lugar apetecible para pernoctar, pero es muy temprana la hora y decido continuar. Gracias Juncal allá donde te encuentres.







En el año 2014 se reconvierte en albergue la casa de acogida de Santa Clara de propiedad privada que además de literas dispondrá de habitaciones para uso individual.

Ya ha pasado el mediodía cuando remprendo el Camino siempre en suave ascenso apenas perceptible a través de los ocho kilómetros que me separan de El Burgo Ranero.

El itinerario es bastante monótono con estos inmensos campos dedicados al cultivo de trigo, cebada y algunas que otras plantas herbáceas, solo rompe el paisaje la existencia después de tres km, en el margen derecho del Camino, la laguna de Bercianos.

Por la pista por la que camino, de uso exclusivo de peregrinos, ya se va sintiendo la cada vez más abundante sombra de los todavía jóvenes árboles que jalonan la orilla, además la carretera local que existe paralela a este vial sin apenas tráfico no molesta en absoluto, todo lo contrario, puede servir de ayuda en caso de necesidad.

Después de los 16 km hasta ahora recorridos nos encontramos con la autovía de Santiago que salvaremos por los pasos subterráneos existentes para dar vista a la población de El Burgo Ranero.

Antes de entrar en la población existe un área de descanso con gasolinera y hostal restaurante Avia donde decido entrar para refrescarme e informarme de posibles alojamientos, aunque la receptividad ante mi consulta de alojamiento no fue demasiada apreciada indicándome que los peregrinos debíamos dirigirnos a los establecimientos existentes en el núcleo urbano, así que con las ideas claras allí me dirijo y llego algo después de las trece horas.





Aquí se recibe al peregrino con un “cruceiro” artísticamente decorado con varias imágenes y algunos ramos de flores que rememoran a dos niños a los que el cruceiro está dedicado.





Como es habitual el primer objetivo es localizar alojamiento, así que me encamino al Albergue Municipal, una bonita casa construida en adobe, pero las sensaciones que me transmite la hospitalera me resultaron bastante difíciles de entender, así que con el fin de lograr descansar al menos mentalmente opto por alojarme en el Hostal El Peregrino, de carácter familiar, en el que Julia es la cabeza rectora y alma del negocio junto con su marido Teofilo y la hija.

Después de comer de tapeo en la barra del bar, aprovecho la tarde para sellar la credencial en el Albergue Municipal compartiendo un tiempo con alguno de los peregrinos en los bancos existentes a la puerta del albergue, hasta que la “arenga” de la hospitalera me aconsejó dar una vuelta por el pueblo.

Dispone de una sencilla pero bonita iglesia parroquial de San Pedro con una galería construida en adobe, material de uso común por la zona en las edificaciones más antiguas, sin embargo al encontrarse cerrada no tuve la posibilidad de contemplar su interior.





Esta pequeña población con unos dos centenares de habitantes con la agricultura como principal modo de vida, es paso obligado del Camino Francés, disponiendo de tres albergues y varios hostales que también suponen una fuente de ingresos complementaria.

Casi dentro del núcleo urbano hay una laguna denominada de El Burgo Ranero o de los Cornachos con una superficie algo mayor de media hectárea en la que moran multitud de ranas que se dejan sentir con su croar incesante.





En el hostal creo que se hospedan una pareja inglesa y dos “bicigrinos” que llegaron a última hora, así que el resto de la tarde pasa tranquilamente.

Llegada la hora de la cena y gracias a la amabilidad de Julia pude disfrutar de una excelente sopa casera y una buena tortilla que fortalecieron mi ánimo y me dieron las fuerzas suficientes para pensar en la etapa del día siguiente, retirándome a descansar.





Albergues de la Etapa y otros alojamientos:

Bercianos del Real Camino:
-Albergue Parroquial de Peregrinos de Bercianos
    Localización: Calle Santa Rita, 11
    Propiedad: Parroquial; Gestión: Asociación de Amigos del Camino de León
    Tel.: (+34) 987 78 40 08
    (En invierno las llaves las tiene la Sra. Tina, en la C/ Santa Rita, junto al albergue)

-Albergue de Peregrinos Santa Clara
    Localización: Calle de la Iglesia, 3
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 78 43 14 / (+34) 605 83 99 93
    Inaugurado en 2014

-Hostal Rivero
    Localización: Calle Mayor, nº 12
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 69 96 69 / (+34) 987 78 42 87
    Inaugurado en 1999



El Burgo Ranero:
-Albergue Municipal Doménico Laffi
    Localización: Plaza Mayor
    Propiedad y Gestión: Municipal
    Tel.: (+34) 987 33 00 47 / (+34) 987 33 00 23

-Albergue Hospedería Jacobea El Nogal
    Localización: Calle Fray Pedro, 42
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 627 22 93 31
    Autorizado el 17 de Enero de 2013

-Albergue La Laguna
    Localización: Calle La Laguna, 12
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 33 00 94 / (+34) 607 16 39 82
    Inaugurado en 2007

-Hostal Restaurante El Peregrino
    Localización: Calle Fray Pedro, 36
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 33 00 69

-Hotel Rural Piedras Blancas
    Localización: Calle Fray Pedro, 32
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 33 00 94 / (+34) 662 42 78 33

-Hotel Castillo El Burgo
    Localización: Autovía León-Burgos, km 34 (600 metros antes del centro de la población)
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 33 04 03





Albergues por ruta alternativa (Vía Trajana):

Calzada del Coto:
-Albergue de Peregrinos de San Roque
    Localización: Calle La Era, s/n
    Propiedad y Gestión: Municipal
    Tel.: (+34) 987 78 12 33 - Ayuntamiento / (+34) 674 58 70 01 - Hospitalero
    Inaugurado en Abril de 2014



Calzadilla de los Hermanillos:
-Albergue Municipal de San Bartolomé de Calzadilla de los Hermanillos
    Localización: Calle Mayor, 28
    Propiedad y Gestión: Municipal
    Tel.: (+34) 987 33 00 23 / (+34) 987 33 00 13
    Inaugurado en 2007

-Albergue Vía Trajana
    Localización: Calle Mayor, 55
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 33 76 10 / (+34) 600 22 01 04
    Inaugurado en Julio de 2010

-Hotel Rural Casa El Cura
    Localización: Calle La Carretera, 13
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 33 76 47 / (+34) 619 13 77 64