EL CAMINO FRANCES (pulsar sobre cualquiera de las imágenes para ampliarlas)






Día 25º: León - San Martín del Camino:



Fue un verdadero acierto que la habitación asignada estuviera en la parte posterior del edificio aunque no tuviese vistas a la fachada principal, así pude disfrutar de un confortable descanso ajeno a la algarabía de la noche festiva.

Después de mi habitual madrugón y aún de noche, degusté el desayuno que me ofrecieron en el hotel a pesar de la temprana hora, todo un lujo que me permitió ir saliendo de León con las primeras luces del alba a través de la calle Ancha y de la Gran Vía de San Marcos hasta desembocar ante la majestuosa fachada del otrora Hospital de Peregrinos de San Marcos y posteriormente convento, hasta que en 1836 cesó su actividad monacal pasando a propiedad estatal y actualmente reconvertido en gran establecimiento hotelero de la Red de Paradores Nacionales. Este fantástico edificio cuya construcción inicial se remonta al año 1172 aunque entre los siglos XVI al XVIII se rehízo casi totalmente manteniendo la actual imagen con pequeñas modificaciones.





La señalización del Camino nos lleva paseando por la fachada del Parador hasta el puente que permite cruzar por la avenida de Quevedo el cauce del río Benesga hasta desembocar en la avenida del Párroco Pablo Díez (Barrio del Paraíso), en esta zona realmente entramos en la población de Trobajos del Camino que prácticamente ha sido absorbida por el área urbana de León al no interrumpirse las edificaciones, desviándome en el cruce con la calle Camino de la Cruz que me introduce en un polígono industrial por el que continuaré a través de la calle las Vargas que finaliza al llegar a la N-120.

Por el lateral de la N-120, vía denominada avenida de Astorga, las edificaciones se continúan sucediendo hasta acceder a la población de La Virgen del Camino lugar en que se ubica el Santuario del mismo nombre, patrona de los leoneses. Esta población es la mayor del municipio con algo más de cinco mil habitantes. Hasta el momento he recorrido unos siete km desde el inicio de la etapa sin abandonar en absoluto las áreas urbanas cuando van a ser las nueve de la mañana.







Dispone del Albergue Municipal de Don Antonino y Doña Cinia inaugurado en 2007 en las proximidades del Santuario. A la salida de la población me desvío por la izquierda de la N-120 a través de la calle Paz como perfectamente indican las señales del Camino, pasando por la fuente del Cañín donde se ha instalado una pequeña escultura metálica simbolizando a un peregrino.







Abandonando el área urbana y paralelo a la N-120 aunque con alguna que otra nave industrial, camino por una pista de tierra bien acondicionada que me obliga a dar un rodeo de casi un km para conseguir a través de un paso subterráneo salvar la autovía Ruta de la Plata A-66.

En este punto existe la posibilidad de tomar una ruta alternativa a través de Fresno del Camino, Oncina de Valdoncina, Chozas de Abajo y Villar de Mazarife (dispone de tres albergues), desde donde se puede optar por continuar por San Martín del Camino o por Villavante para en ambos casos llegar a Puente de Orbigo.

En mi caso continuo recto y paralelo a la N-120 para después de cuatro km desde Virgen del Camino por caminos que dan servicio a zonas industriales entre asfalto y tierra accedo a Valverde de la Virgen cuando son las 09:45 horas.







Esta pequeña población cruzada longitudinalmente por la N-120 en torno a la cual surgen las edificaciones, posee un antiguo campanario donde habitualmente anidan las cigüeñas, única obra existente de la primitiva construcción y que está adosado a la moderna iglesia de Santa Engracia.





Junto a la inseparable N-120 y por una vereda lateral, aunque fuera de la calzada, recorro dos nuevos km para llegar a San Miguel del Camino que con sus aproximados tres centenares de habitantes dispone de albergue municipal en el edificio de las antiguas escuelas, así como un prestigioso campo de golf.





A la salida de la población en su margen izquierdo encuentro el Mesón El Yantar del Peregrino y puesto que es una hora apropiada decido detenerme para tomar algún alimento más revitalizante basado en el rico jamón y embutido leonés.

Después de este “complemento alimenticio” nuevos ánimos me impulsan a continuar por la pista de tierra junto a mi inseparable compañera N-120 durante algo más de 7 km que son los que distan hasta Villadangos del Páramo. El trazado no ofrece dificultades y a medida que me aproximo a Villadangos del Páramo surgen nuevas urbanizaciones y establecimientos hosteleros hasta que al mediodía accedo a esta nueva población que cuenta a su entrada con una pequeña área de descanso.





Este municipio con algo más de mil habitantes cuenta con toda clase de servicios inclusive un bonito Albergue Municipal que en esta época se estaba remodelando y que hubiese sido una buena opción de alojamiento. No obstante y gracias a la amabilidad de la persona que en esos momentos lo custodiaba me permitió visitarlo y aún en las situación en que se encontraba parecía un lugar con encanto.





Aquí se cumplen veinte km desde el inicio de etapa y aprovecho para adquirir alguna bebida isotónica que me refresque con el objetivo de continuar hasta el próximo pueblo, San Martín del Camino, del que me separa una interminable recta de cuatro km por pista de tierra junto a mí ya habitual compañera N-120 y cuando van a ser las trece horas y quince minutos entro en San Martín del Camino.



En esta población existen varias opciones de alojamiento, dos albergues privados y un Albergue Municipal, sin embargo por mi parte ya tengo decidido el lugar donde hospedarme debido a la singular recomendación de un amigo, así que me quedo a la misma entrada de la población en el Albergue Vieira que escasamente llevaba unos meses funcionando.

Los propietarios del albergue son el matrimonio formado por Carmina e Isidro quienes después de múltiples actividades entre las que destaco el taller de reparación mecánica, ya jubilados se dedicaban a gestionar este albergue, de ahí que se les note algo de inexperiencia.

Al parecer desde marzo de 2013 es gestionado por otras personas que le han dado un nuevo “aire” y así lo indican los peregrinos en los distintos foros.

En cuanto a mi experiencia en el alojamiento fue bastante positiva ya que era el único hospedado usando una habitación de dos camas para uso individual, aunque a última hora llegó un matrimonio canadiense que se instaló en una habitación con varias literas.





Después de asearme me desplacé a visitar el pueblo y tomar una cerveza, con la tranquilidad de la indicación de Carmina quien amablemente me ofreció que si a mi regreso aún no había comido no tenía ningún inconveniente para cocinar algo ella misma.

Ya en el centro de la población, lugar en que se encuentra el albergue Municipal (aunque de gestión privada) en un edificio compuesto por una casa de planta baja con patio circundante, inicio una visita a los dos bares existentes para ver si hay alguna oferta culinaria.

Tomo mi primera cerveza en el bar Cubano, pequeño local en el que se van reuniendo los vecinos para ya en la sobremesa jugar sus partidas de dominó o cartas, entre ellos se encontraba Isidro, propietario del albergue Vieira en el que me hospedo, invitándome a la consumición que realicé.

Enfrente, al otro lado de la carretera, se encuentra el Bar Hostal Los Picos, lugar en el que también entré para conocer el establecimiento de gran amplitud y con opciones de alojamiento. Es la hora del aperitivo, así que nada más acceder al bar observo la gran afluencia de vecinos que regresan de sus faenas agrícolas con la indumentaria apropiada y que están disfrutando de una merecida cerveza, sin embargo me llama la atención la belleza de las dos chicas que gestionan la barra del bar a la vez que su moderna y atrevida vestimenta que permite una perfecta y generosa visión de sus contornos físicos.

Aquí pude conocer al único peregrino que se alojaba en el vecino albergue Municipal, se trataba de un “mañico” jubilado que anualmente recorría estos parajes disfrutando de la tranquilidad del Camino en estas fechas. También llegó un joven peregrino francés, algo despistado al que el amigo “mañico” intentó asesorar sobre los posibles alojamientos señalando incluso la proximidad del albergue Municipal.

Después de dos cervezas acompañadas de aceitunas y unas anchoas, ante la carencia de una cocina que me permitiese comer adecuadamente, decido regresar al albergue en el que Carmina me preparó rápidamente una fenomenal ensalada y un estupendo filete de ternera.

Dedico parte de la tarde a descansar en el albergue, observando como el edificio colindante se corresponde con un “club nocturno” al parecer bajo la misma gestión que el bar Los Picos, lo que me aporta la suficiente aclaración sobre las peculiaridades detectadas en la visita al citado bar.

En mi posterior paseo por la población, visité el supermercado para adquirir algunas provisiones y a la salida del mismo pude disfrutar del fluido recitar cantado de una persona de avanzada edad que descansaba a sus puertas en una silla, narrando hechos y dichos de otros tiempos a los que la mente le transportaba.

Antes de retornar al albergue decidí tomar otra cerveza en el bar Los Picos que a estas últimas horas, ya atardeciendo, vivía el momento de máxima afluencia de la vecindad identificando a las personas del mediodía pero a estas horas ya con “ropa de paseo” y en compañía de sus respectivas parejas disfrutando de un tranquilo refrigerio después de una severa jornada de trabajo en el campo. También pude comprobar que aún continuaba pegado a la barra el joven peregrino francés a quién los efluvios de la cerveza no terminaban de clarificarle la idea sobre la posible opción de alojamiento.

Ya en la tranquilidad del albergue en el que Carmina me preparó algo de cena de acuerdo con mi solicitud, aprovecho para distraerme hasta la hora que estimé apropiado irme a descansar viendo un partido de futbol televisado como único espectador, ya que la pareja canadiense se había retirado temprano a su sala de literas. Antes de la medianoche yo también decidí descansar.





Albergues de la Etapa y otros alojamientos:

Trobajo del Camino:
-Hostal El Abuelo
    Localización: Calle de los Mesones, 6
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 80 10 44

-Hotel Alfageme**
    Localización: Calle Alfageme, 55
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 84 04 90 / (+34) 646 44 86 37



La Virgen del Camino:
-Albergue Municipal de Don Antonino y Doña Cinia
    Localización: Avenida Padre Eustoquio, 16
    Propiedad y Gestión: Municipal
    Tel.: (+34) 987 30 28 00 / (+34) 615 21 73 35
    Inaugurado en 2006

-Hostal Soto
    Localización: Carretera León - Astorga (N-120), Km.5
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 80 29 25

-Hostal Julio Cesar
    Localización: Calle Cervantes, nº 6
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 30 20 44

-Hostal Central
    Localización: Avenida de Astorga, 85
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 30 20 41 / (+34) 699 88 95 27

-Hostal Plaza
    Localización: Avenida de Astorga, 96
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 30 20 19 / (+34) 666 04 25 60

-Hostal San Froilan
    Localización: Calle Peregrino, 1
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 30 20 19 / (+34) 666 04 25 60

-Hotel Villapaloma**
    Localización: Avenida de Astorga, 47
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 30 09 90



Valverde de la Virgen:
-Albergue La Casa del Camino
    Localización: Camino El Jano, 2A
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 30 34 55 / (+34) 669 87 47 50
    Inaugurado en Marzo de 2016



Villadangos del Páramo
-Albergue Municipal de Villadangos del Páramo
    Localización: Carretera León-Astorga, s/n
    Propiedad y Gestión: Municipal
    Tel.: (+34) 671 01 07 86

-Camping Camino de Santiago
    Localización: Carretera N-120, Km 324
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 68 02 53 / (+34) 684 60 33 23

-Hotel Avenida III**
    Localización: Carretera León-Astorga, Km 17
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 39 03 11 / (+34) 987 39 03 12

-Hostal Alto Páramo**
    Localización: Carretera León-Astorga, Km 18
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 39 06 27 / (+34) 628 23 85 04

-Hostal Libertad**
    Localización: Calle Padre Angel Martínez Fuertes, 25
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 39 01 23



San Martín del Camino:
-Albergue de San Martín del Camino
    Localización: Carretera de León - Astorga, 56
    Propiedad: Junta Vecinal; Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 676 02 03 88
    Reformado en 2013

-Albergue Vieira
    Localización: Avenida de los Peregrinos, s/n
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 37 85 65 / (+34) 620 67 18 64
    Remodelado en 2007

-Albergue Santa Ana
    Localización: Avenida de los Peregrinos, 12
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 672 64 81 92 / (+34) 680 91 74 23
    Inaugurado en 2002

-Albergue La Casa Verde
    Localización: Travesía de La Estación, 8
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 646 87 94 37
    Inaugurado en Mayo de 2015





Albergues y otros alojamientos: Ruta Alternantiva por Villar de Mazarife

Villar de Mazarife:
-Albergue San Antonio de Pádua
    Localización: Camino de León, 33
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 39 01 92 / (+34) 687 30 06 66
    Inaugurado en Junio de 2004

-Albergue Casa de Jesús
    Localización: Calle Corujo, 11
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 39 06 97 / 686 05 33 90
    Inaugurado en 1995

-Albergue Tío Pepe
    Localización: Calle El Teso de la Iglesia, 2
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 39 05 17 / (+34) 696 00 52 64
    Inaugurado en 2004



Villavante:
-Albergue Santa Lucía
    Localización: Calle Doctor Vélez, 17
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 38 91 05 / (+34) 692 10 76 93
    Inaugurado en Agosto de 2012

-Casa Rural Molino Galochas
    Localización: Molino Galochas
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 987 38 85 46 / (+34) 629 96 38 70