EL CAMINO FRANCES (pulsar sobre cualquiera de las imágenes para ampliarlas)






Día 4º: Puente la Reina - Estella:



Amanece la mañana en el Hotel Rural Bidean, ese día tenemos el desayuno incluido en nuestro alojamiento, además en plan autoservicio, ¡¡un buen comienzo de jornada!! Aún es de noche, pero se nota que los establecimientos se adaptan a las necesidades de los peregrinos en cuanto a horarios, no en balde es el Camino mas transitado de los existentes, el Camino Francés.

Ya en el desayuno observamos que no estamos solos, nuestra compañera danesa del día anterior en la subida al Cero del Perdón también eligió el mismo tipo de alojamiento.

El lugar en el que desayunamos transmite un algo especial con su entorno de piedra, pienso que incluso relaja el ambiente antes de emprender una etapa como la que tenemos previsto realizar.





Aún de noche, después de haber depositado nuestro equipaje en el lugar apropiado que el Hostal nos indica para su posterior recogida por la tarde, salimos a plena calle Mayor, son ya las ocho de la mañana y nos vamos quedando maravillados con la bellezas de sus edificios y la fachada de la iglesia de Santiago el Mayor con su monumental portada de influencias moriscas y su esbelta torre del campanario que destaca sobremanera del resto de los edificios. Se construyó en el siglo XII y reconstruyó en el siglo XVI. Poco se conserva se su primitivo origen románico, pudiendo observarse ya los sillares renacentistas.

Continuando por esta calle Mayor en dirección al puente románico, se multiplican las casas con fachadas barrocas, portadas medievales o renacentistas, lo que a esta hora de la mañana incipiente y ante la ausencia de lugareños es como si nos hubiésemos traslado de época.







Nos aproximamos al Puente Romano, llamado Puente del Peregrino, unido a un bello edificio denominado Casa del Vínculo, actualmente restaurado y convertido en Oficina de Turismo y sala de exposiciones, haciendo esquina con la calle San Pedro, que en su otro extremo finaliza con la Iglesia de San Pedro del siglo XVI, la otra iglesia parroquial.

Ya en el inicio del puente que data del siglo XI, desde su arco de entrada se vislumbra la pendiente ascendente hasta llegar a su ecuador, por lo que solo divisamos la mitad de su longitud soportada por siete arcos, uno de ellos, donde se conforma el arranque del puente, se encuentra bajo la calle Mayor.







A medida que avanzamos para salvar el río Arga y nos encontramos en el punto intermedio, podemos observar la belleza del puente en su plenitud hacia ambas vertientes del mismo y la inclinación de sus rampas. A nuestra espalda dejamos la población







y a nuestro frente descendemos en busca de nuestra ruta del Camino que tomaremos a nuestra izquierda nada mas cruzar el río.





En la otra vertiente del río y cuando intentamos cruzar la N-111 para salir realmente del área urbana, nos volvemos a sorprende con la fabulosa visión que nos ofrece este puente románico en su totalidad, por lo que ya en la carretera, retornamos sobre el nuevo puente que soporta el tráfico rodado para admirar la belleza del puente con sus seis arcos visibles.





Después de una buena colección de fotografías, retornamos sobre nuestros pasos por la N-111 que abandonamos por su parte izquierda y nos introducimos por un sendero rodeados por tierra de labor con las ricas hortalizas navarras y su apreciado cultivo, el espárrago.





Después de transitar por esta senda, por suerte sin embarrar, aunque horadada con profundas regueras originadas por el agua de las lluvias,





continuamos avanzando hasta superar una fuerte pendiente que nos hace desembocar junto a la A-12 (Autovía de Santiago), que bordeamos durante unos metros para finalmente llegar a Mañeru.



Esta población de reducido número de habitantes, en 1986 tenía 362 habitantes de hecho y 403 de derecho. En la actualidad los habitantes son unos 382, con una distribución muy similar entre hombres y mujeres (Fuente página Web del Ayuntamiento de Mañeru).

Como arquitectura religiosa destaca la parroquia se San Pedro Apóstol, edificio neoclásico del siglo XVIII que sustituye al primitivo de los siglos XVI y XVII.





Bordeando la población por su zona sur, continuamos en dirección a Cirauqui. El paisaje a cielo abierto, entre campos de labranza con sus huertos, frutales y viñedos, nos va alertando con el incremento de temperatura de la entrada de la mañana.





Ya en las proximidades de Cirauqui, podemos observar junto al camino que conduce al cementerio, la existencia de una especie de menhires que llaman la atención por su robustez y tamaño.





Son las once de la mañana cuando llegamos a esta bella población y nada mas hacer entrada en ella fortalecemos nuestros cuerpos con algo de alimento, pero esta vez sin exceso que la mañana es larga y el desayuno fue copioso.

La población, ya desde su entrada que se hace a través de una Puerta Ojival, se encuentra edificada a base de anillos concéntricos ascendiendo hasta la cima de la colina, lo que denota su fuerte influencia defensiva, quedando aún restos de las murallas que la conformaban.





La pendiente de sus calles y poca anchura de las mismas, las hace aún mas bellas entre sus edificaciones de sillar y sillarejo, trayecto que permite disfrutar de forma pausada





hasta acceder a la plaza del Ayuntamiento, cuyos soportales hemos de cruzar para buscar la salida de la población.





Su principal Iglesia fortaleza de San Román, es un imponente bloque de piedra de origen medieval que data del año 1200, aunque remodelado en los siglos XVI y XVII. También de origen medieval es su otra Iglesia de Santa Catalina de Alejandría, que se abre en contadas ocasiones durante el año.

Una vez hayamos cruzado por los soportales del Ayuntamiento y como si fuera una puerta de salida, se inicia el descenso por la Calzada Romana perfectamente conservada





hasta el Puente Romano que nos permite el cruce del barranco allí existente.





Continuamos por un carril de tierra que finalmente se va estrechando entre plantas silvestres regueros de agua que “amenizan” el recorrido junto al ascenso hasta la colina desde la que se vislumbra el valle que atraviesa el río Salado y el canal del Alloz que procede del embalse del mismo nombre.





Sorteamos la presencia de la autovía A-12 a través de unos túneles bajo la misma que en estos momentos se agradecen por la sombra y el frescor que ofrecen.

Nos aproximamos al río Salado cuyo cauce se salva a través de un puente medieval de dos ojos cuya restauración raya en la perfección por su novísima imagen del siglo XX, aquí precisamente salimos del término municipal de Cirauqui para entrar en el correspondiente a Lorca. A este río se refiere la leyenda relatada en el Códice Calixtino, escrito por el monje cluniacense Aymeric Picaud primer peregrino que describió esta ruta, como el punto en el que los lugareños aprovechaban para saquear a los incautos peregrinos que por allí transitaban.

En uno de los laterales del puente disponemos, en zona de umbría, de un contrafuerte que cumple perfectamente como banco de piedra para nuestro descanso, por lo que nos tomamos un “respiro” antes de acometer la subida de algo mas de un kilómetro hasta la población de Lorca, pues son las trece horas y el calor se hace notar.





Reiniciada la marcha, nuevamente por una senda ascendente que se va haciendo mas pesada a medida que avanzamos. Finalmente alcanzamos Lorca, son algo mas de las trece horas y aquí surge la disyuntiva, parar y comer o continuar con el fin de no padecer los calores en plena digestión, pues nos encontramos a cinco kilómetros de Villatuerta y algo mas de nueve de Estella.

Después de contemplar la bella y sencilla iglesia parroquial de San Salvador de estilo románico rural tardío. Descansamos en la plaza aledaña que dispone de un buen surtidor de agua que nos permite refrescarnos, coger avituallamiento y descansar.





Definitivamente optamos por continuar la marcha e intentar posponer la comida hasta la llegada a Villatuerta, atravesando esta modesta población de algo mas de un centenar de habitantes en sentido longitudinal, como es tradicional en los pueblos del Camino, lo que no impide que lleguemos, creo que cada uno de nosotros, a sentir la tentación de descansar plácidamente en cualquiera de los albergues que encontramos a nuestro paso tales como La Bodega del Camino y el Albergue de Lorca, pero finalmente conseguimos salvar estas ideas tan acomodadas. Este es otro de los impedimentos de las etapas planificadas.

La travesía hasta Villatuerta se va convirtiendo en un verdadero suplicio, la ausencia total de arbolado y la fogosidad con que el sol ataca de plano, hecho que no se disminuye por la presencia de las siembras verdes a lo largo de las veredas y caminos por las que transitamos.





Este ardor sofocante del sol hace especial mella en Yuli y Susi, por lo que deciden “activar el protocolo de emergencia”, me explico: sobre los sombreros que ya les protegen, se colocan unas toallas empapadas en aguay que gracias a las reservas que habíamos completado en Lorca, nos permiten refrescarlas cada determinado tiempo, haciendo algo mas llevadero este horario tan caluroso e infernal.





La vista de un pequeño túnel para salvar el paso de la A-12, es un lugar soñado y de verdadero gozo,





así que ya con el objetivo visible de Villatuerta, reforzamos la “ración” de agua sobre las toallas para afrontar este último tramo.





La llegada a Villatuerta y el registro fotográfico del hecho lo dice todo, sobran las palabras…





¿Dónde comemos? Son las tres de la tarde y el cansancio puede con nosotros, pasamos por la puerta de un Polideportivo donde al parecer ofrecen algo de comer, pero ante nuestras dudas razonables y el ansia por descansar nos encamina, previa información de un lugareño, el Club de Jubilados. La comida fue lo que nos pusieron, era el menú del día, era comestible y nos pareció excelente con unas cervezas verdaderamente recuperadoras, lo que permitió una estancia relajada y fresquita, así que a las diecisiete horas retomábamos el último tramo que nos conduciría hasta Estella.





Antes de despedirnos de Villatuerta, municipio con una población en el entorno de los 1000 habitantes, de origen romano, por lo que algunas pruebas existentes en el Museo de Navarra en Pamplona, le suponen una antigüedad de dos mil años, hacemos una rápida visita por el entorno de la Iglesia de la Asunción, su origen medieval, tardorománica, alrededor del año 1200, que debió ser destruida sobre 1378 y reconstruida ya en estilo gótico a finales del siglo XIV. Destaca del conjunto su grandiosa torre románica y su portada gótica. Disfrutamos de la maravillosa vista exterior que ofrece, ya que el Camino bordea esta magnifica construcción, y nosotros pletóricos después de la comida y el descanso.





Ascendemos en el recorrido durante un kilómetro desde la salida de Villatuerta hasta llegar a una zona de descanso bordeada por la carretera NA-132, hay que adoptar precauciones para su cruce, pues es realmente peligroso.





Ya en descenso por una senda entre flores silvestres y hortalizas,





se desemboca en un puente arqueado de tablas especialmente construido para el paso de peregrinos, lo que nos permite salvar el cauce del río Ega.





Nos espera una gran sorpresa, nada mas cruzar el cauce del Ega, apenas hemos caminado durante diez minutos cuando empezamos a notar un olor sofocante que cada vez se va haciendo mas insoportable, lo que nos obliga a hacer verdaderos esfuerzos para mantener la respiración, no sabemos el porqué de este ambiente tan sofocante, pero pronto encontraremos la explicación, ¡¡la existencia de una alcoholera!!! desde luego es increíble que se mantenga esta situación tan inexplicable, que tal como nos comentarán posteriormente en Estella es algo insoportable que en función de los caprichos del viento llega a afectar a la población.

Se nos abre un nuevo horizonte al ir disminuyendo paulatinamente a medida que nos alejamos este olor tan sofocante, parece como si hubiesen intentado gasearnos con el peor de los olores y con la sofocante falta de oxígeno. Por fin se abre ante nosotros la entrada a Estella ¡¡lo hemos conseguido!! cuando son las dieciocho horas,





la visión del río Ega con la placidez de los pescadores disfrutando de la tarde nos relaja y permite y una contemplación serena y tranquila, hemos cumplido una etapa más.





Directamente nos encaminamos hacia el Hotel Yerri en la zona norte, lo que nos obliga a realizar un último esfuerzo para cruzar la ciudad,





un hotel sencillo y acogedor de nueva construcción que cumple perfectamente con nuestras expectativas.

Después de acomodarnos en nuestras respectivas habitaciones y pasar por la “faena de aseo”, nos encaminamos rápidamente a la estación de autobuses para emprender el retorno a Puente la Reina para recoger nuestro vehículo y equipajes.

Regresamos a Estella al anochecer, lo que nos permite una breve pero provechosa visita a esta bella ciudad, aunque realmente bien hubiese merecido la pena alargar la estancia en ella durante veinticuatro horas mas para el menos tener una visión mínima de la cantidad de maravillas arquitectónicas de que goza. Como referencia podemos citar algunas de ellas tales como:

-Palacio de Justicia: Se trata del antiguo Ayuntamiento de la ciudad levantado en el siglo XVIII.

-Iglesia de San Juan: situada en la Plaza de los Fueros, construida a finales del siglo XIII. Del románico inicial solo queda la portada de la nave del Evangelio. Con motivo del hundimiento de la torre del campanario en 1846 fue necesario reformar su fachada principal luciendo su actual portada de estilo neoclásico.

-Palacio de los Reyes de Navarra: conocido como el Palacio de los Duques de Granada de Ega desde el siglo XVIII, es la mejor muestra del románico civil de Navarra. Bello edificio construido en la segunda mitad del siglo XII.

-Convento de las Concepcionistas Recoletas: se inauguró el 25 de noviembre de 1731, a los cincuenta años de su inicio. La fachada de la iglesia dispone de tres cuerpos de desigual altura. Es una imitación del convento de Ágreda.

-Convento de Santa Clara: emplazado en los extramuros del Burgo medieval, teniendo constancia de su existencia desde el siglo XIII.

-Convento de Santo Domingo: domina el paisaje de la ciudad formando parte del recinto del castillo. Fundado bajo el patrocinio del rey Teobaldo en el año de 1258. Actualmente, parte de sus dependencias hacen la función de asilo de ancianos.

-Iglesia del Santo Sepulcro: dejó de funcionar como parroquia en el año 1881. De estilo románico tardío del siglo XII. En el siglo XIV, dentro del estilo gótico, se intentó dar al edificio un aspecto más monumental.

Esta innumerable cantidad de edificios mas los no mencionados, hacen de Estella una ciudad digna de ser considerada como una ciudad museo plenamente.

A nuestro regreso de Puente la Reina, decidimos realizar algunas visitas puntuales hasta llegar a la Plaza de los Fueros, pero realmente todos los lugares dignos de visitar, en este nuestro horario ya estaban cerrados.

Decidimos tomar algún pincho que nos ayude a pasar la noche acompañados de algunos vinos y cervezas. Las muestras de amabilidad de la chica a quién preguntamos ya en pleno centro, fue en exceso de atención, puesto que deteniendo su vehículo y apeándose de él, nos informó de dos o tres posibles lugares que tenían entidad en la población para el plan de tapeo que le comentábamos en nuestra condición de peregrinos, ¡¡¡gracias estellesa!!

Después de entrar en uno de los lugares recomendados, todo fue un acierto, unos pinchos excelentes y la persona que nos atendió mayor atención no pudo poner. Como la noche se alargaba y era necesario retirarse al hotel, nos despedimos con unas copas de pacharán verdaderamente excepcional y tanto lo celebramos que nos ofreció la posibilidad de prepararnos unas botellas, el problema es que no las tenía en el local, pero para el día siguiente las podría suministrar. En ello quedamos puesto que habríamos de volver a la tarde siguiente para recoger el vehículo y equipaje.

Definitivamente damos la jornada por finalizada y nos retiramos pacientemente hacia el hotel y nuestras respectivas habitaciones.





Albergues de la Etapa y otros alojamientos:

Mañeru:
-Albergue de Peregrinos Lurgorri
    Localización: Calle Esperanza, 5 bajo
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 686 52 11 74
    Inaugurado en Julio de 2010

-Albergue El Cantero
    Localización: Calle Esperanza, 2
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 34 21 42
    Inaugurado en Mayo de 2016



Cirauqui:
-Albergue Maralotx
    Localización: Calle San Román, 30
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 678 63 52 08
    Inaugurado en Junio de 2014



Lorca:
-Albergue La Bodega del Camino
    Localización: Calle Placeta, 8
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 54 11 62

-Albergue de Peregrinos de Lorca
    Localización: Calle Mayor, 40
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 54 11 90



Arandigoyen:
-Hostal Rural Asador Arandigoyen
    Localización: Calle Nueva, 8 (a 600 metros del Camino)
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 54 14 38 / (+34) 646 39 22 54



Villatuerta:
-Albergue Casa Mágica
    Localización: Calle Rebote, 5
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 53 60 95
    Inaugurado en Junio de 2009



Estella / Lizarra:
-Hospital de Peregrinos de Estella
    Localización: Calle La Rúa, 50
    Propiedad: Municipal; Gestión: Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Estella
    Tel.: (+34) 948 55 02 00

-Albergue Juvenil Oncineda
    Localización: Calle Monasterio de Irache, 11
    Propiedad: Municipal; Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 50 22 / (+34) 663 61 36 42
    Inaugurado en 2007

-Albergue de Anfas
    Localización: Calle Cordeleros, 7 bajo
    Propiedad y Gestión: Anfas
    Tel.: (+34) 948 55 45 51 / (+34) 639 01 16 88

-Albergue Parroquial San Miguel
    Localización: Calle Mercado Viejo, 18
    Propiedad y Gestión: Parroquia de San Miguel
    Tel.: (+34) 948 55 04 31 / (+34) 635 86 60 09
    Inaugurado en Abril de 2008

-Albergue Capuchinos Rocamador
    Localización: Calle Rocamador, 6
    Propiedad y Gestión: Hermanos Capuchinos
    Tel.: (+34) 948 55 05 49 / (+34) 948 55 00 13
    Inaugurado en Abril de 2015

-Hotel Yerri
    Localización: Avenida Yerri, 35
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 54 60 34

-Pension Fonda Izarra
    Localización: Calle Calderería, 20
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 06 78 / (+34) 948 55 00 24

-Hostal Cristina
    Localización: Calle Baja Navarra, 1
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 04 50 / (+34) 948 55 07 72

-Pensión San Andrés
    Localización: Plaza Santiago, 50 - 1º
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 41 58 / (+34) 948 55 04 48

-Hostal El Volante
    Localización: Travesía Merkatondoa, 2
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 39 57 / (+34) 638 02 90 05

-Apartamentos Gebala
    Localización: Plaza de los Fueros, 31
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 609 09 94 22

-Hospedería Chapitel
    Localización: Calle Chapitel, 1
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 10 90

-Hotel Tximista****
    Localización: Calle Zaldu, 15
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+34) 948 55 58 70