EL CAMINO PORTUGUES CENTRAL (pulsar sobre cualquiera de las imágenes para ampliarlas)






Día 1º: Lisboa - Vila Franca de Xira:



Hoy comienza realmente el Camino, así que inicio la mañana madrugando lo suficiente como para estar andando antes de las 07:30, encaminándome desde este Albergue Juvenil ubicado en la Rua de Moscavide hacia la torre Vasco de Gama como lugar especial, así que salgo a la avenida de Dom João II que tomo a la derecha hasta la rotonda cruzada por la avenida Boa Esperança donde giro a la izquierda para descender hasta la torre Vasco de Gama, momento en que comienzo mi andadura por el Passeio do Tejo.





El escenario es espectacular con el río Tajo a mi derecha, la maravillosa obra arquitectónica del Puente Vasco de Gama al fondo y los jardines do Passeio dos Heróis do Mar con la bella escultura de Catarina de Bragança a mí izquierda.





El paseo en ocasiones me lleva por una pasarela realizada en madera sobre las ribereñas aguas del Tajo, con zonas de descanso y plataformas que se adentran en el cauce del río posibilitando una observación más cercana de sus aguas.







Finaliza este fastuoso paseo al coincidir con la desembocadura del río Trançao, lugar en que me desvío por la izquierda del cauce que asciende suavemente bordeando la población de Sacavém cuyo núcleo urbano queda a mi izquierda, instantes en que la amenaza de lluvia se convierte en realidad haciéndolo inicialmente de forma intensa aunque progresivamente va amainando. Ahora cruzo el cauce del río a través de la N-10 que abandono de inmediato por la izquierda para continuar junto al río aunque ahora por la orilla opuesta.







Ya equipado con las prendas de lluvia y ascendiendo por el margen derecho del río Trançao, puedo observar en la otra orilla la figura de la Igreja Matriz Parroquial de Nossa Senhora de Purificação, cuya primera piedra se colocó el 1 de Septiembre de 1596 en nombre del Rey Felipe II de España.







La ribera continúa con edificaciones rebosantes de color formando unos contrastes que llenan de luminosidad el cauce del río y un bonito reflejo del alegre colorido en sus propias aguas.





Ahora se pierde el asfalto bajo mis pies y entro por una camino de tierra que me lleva a cruzar bajo el enorme puente por el que transita la autovía E-80 con los gigantescos arcos que la soportan.





A partir de aquí cuando ya he recorrido 6 Km, el camino de tierra se torna en una estrecha senda que sigue bordeando la ribera del río Trançao, la tierra que conforma las orillas está compuesta por el limo del río, haciendo que el caminar por esta estrecha senda se torne sumamente peligroso y resbaladizo con motivo de la lluvia que no cesa.







Voy dejando la ribera del río Trançao aunque todavía se continúan divisando algunos barrios de la población de Unhos en la otra vertiente, destacando la imagen de Igreja de São Silvestre o Igreja Matriz de Unhos.







Aquí ya la senda se ha vuelto a convertir en una amplia pista de tierra que va dejando a sus pies la estructura de las que fueron grandes haciendas que hoy día se encuentran abandonadas y semiderruidas.







El camino de tierra se va convirtiendo en una pequeña pista ya de asfalto aunque con numerosos hoyos por su abandono y falta mantenimiento, hasta que después de pasar por una estación de entronque de gas, el asfalto ya se normaliza justo en los aledaños de otra edificación sede de otrora gran hacienda con parte habilitada para vivir y otra semiderruida, ¡si el tiempo pudiese hablar de las vivencias de estas grandes mansiones….!





Aquí discurre la carretera a través de un pequeño polígono industrial compuesto de varias naves construidas en el margen derecho hasta entrar en la pequeña población de Casal do Freixo.





Prácticamente unida a la anterior población por la continuidad de las viviendas, se accede a Alpriate, población de mayor entidad que al menos dispone de un bar junto a la plaza donde poder tomar algo. Además hemos de tener en cuenta que será el último punto hasta llegar a Povoa de Santa Iria a donde aún restan otros 4 Km.







Continúo a la salida de Alpriate, después de haber cruzado la población, por asfalto y casi paralelo a la carretera principal que conduce a Vialonga a la que parece encaminarme, sin embargo apenas 900 metros después encuentro un desvío señalizado a la derecha que me lleva a través del campo durante 2 km hasta encontrar nuevamente la carretera asfaltada que procede de Vialonga a la que casi inmediatamente cruzo antes de llegar al túnel, tomando la senda que sale a la izquierda durante 800 metros, al final de la cual podré cruzar por debajo de la autovía en dirección a Povoa de Santa Iria.





Aquí ya se inicia un suave descenso por carretera asfaltada que me lleva por la Freguesia de Vila do Forte da Casa hasta Povoa de Santa Iria, en este tramo la circulación es intensa y los arcenes escasos, así que se debe ir con suma atención al tráfico.





Cuando llego a Povoa de Santa Iria, llevo recorridos 17 km y como es el primer día tengo la sensación de haber caminado el doble, así que me detengo a tomar algo de alimento cuando es el mediodía en el Restaurante - Cervejaria Cabana y no me atrevo a tomar ya el almuerzo porque aún me quedan bastantes km por recorrer.

Gracias a la amabilidad de sus propietarios pude cambiarme de calzado sustituyendo las zapatillas llenas de barro y empapadas de agua al igual que los calcetines, por botas y calcetines secos, debido al lodazal por el que había caminado en la ribera del Trançao.







Después de informarme adecuadamente del itinerario que debo seguir decido proseguir mi camino, no obstante hay que ser prudente con las informaciones que se nos facilitan porque no hemos de olvidar que vamos caminando por el “teóricamente” mismo itinerario de la ruta que lleva a Fátima, esto induce a veces a errores puesto que los peregrinos de Fátima habitualmente son conocedores del terreno e intentan ahorrar más de un km a costa de continuar “quemando pies” por carretera. Así que retomo el camino por las sendas marcadas dejando a mis espaldas Povoa de Santa Iria.





Dejo el Restaurante Cervecería que se ubica en una calle de la población coincidente con la N-10 y tomo a la derecha, para cruzar enfrente inmediatamente y así tomar un desvío a la izquierda me lleva por un puente que salva el paso de la vía férrea. Apenas 300 metros y continuo de frente dejando el asfalto para tomar una senda que abandono por la izquierda a través de una plataforma de madera que salva un pequeño riachuelo y que me lleva bordeando por mi izquierda una casi derruida zona industrial, a través de una pequeña pista peatonal hasta desembocar en una carretera que parece no tener continuación a la derecha.





Aquí se carece de señalización, por lo que hay que tomar en el cruce a la derecha en dirección a Trilho da Povoa, aunque parezca una carretera sin salida, en mi caso ante la ausencia de señales y la duda razonable de que no hubiese continuidad en la carretera, me supuso retornar por la izquierda hasta el otro extremo de la derruida zona industrial y volver a retornar a este cruce de pista peatonal y carretera.

Después de tomar hacia la derecha y aunque vislumbremos al fondo como un punto final de la carretera, eso quiere decir que es la dirección apropiada.







Después de 200 metros llego a la entrada de lo que parece un recinto privado, lugar en el que retorna la señalización de los Caminos a Fátima y Santiago, aunque realmente es el acceso a la Praia dos Pescadores donde existe un bonito bar justamente anexo a las vallas de entrada en una especie de bungalós.





Inmediatamente, en la misma esquina de este bar hay que tomar el desvío hacia la izquierda, en lugar de continuar hacia la playa, estando señalizado en un pequeño poste de madera ubicado en el centro de la pasarela de madera.





Aquí me adentro en el Parque Linear Ribeirinho do Estuário do Tejo en un sorprendente paseo a través de una pasarela de madera que se prolongará durante 1915 metros a través de unas tierras húmedas, llenas de vegetación como idónea residencia de todo tipo de aves y que en otros tiempos fueron humedales destinados a salinas.







A lo largo de este trayecto existen recintos preparados para la observación de aves, pues hemos de tener en cuenta que el volumen de aves salvajes que utilizan esta zona como paso migratorio está en el entorno de las 150.000 pertenecientes a más de 200 especies, especialmente debido a la riquísima naturaleza que compone este tramo final del río Tajo.





Finaliza este bonito paseo adentrándonos ahora en una pista de tierra que sigue haciendo las delicias del caminante entre campos llenos de vegetación en dirección a las poblaciones cercanas.





Ahora se abre ante mí la visión una enorme recta, al fondo de la cual vislumbro la presencia de una mancha roja que tiene todo el aspecto de un peregrino con su chubasquero, ¡¡Por fin me encuentro con un peregrino!! Solo he necesitado recorrer 23 km….







Efectivamente, se trata de Antonio, peregrino vasco de raíces andaluzas que también ha iniciado su peregrinar hacia Santiago en Lisboa, aunque la sensación que transmite de cansancio y de inseguridad en el camino emprendido me hace notar que sus etapas no serán muchas. Después de detenernos un rato para refrescarnos con un poco agua, continuamos haciéndonos compañía y charlando hasta el final del camino de tierra e incorporarnos a una vía asfaltada.

Aquí coincidimos con un hombre portugués que va haciendo deporte y que nos advierte amablemente de la necesidad de continuar paralelos a las vías del tren hasta la no muy lejana estación, en cuya edificación hemos de adentrarnos para continuar el Camino por el paso elevado existente, aunque todo está señalizado, pues en caso contrario no podremos pasar la vía del tren que está protegida por altas vallas.

A partir de aquí y como los dos tenemos la incertidumbre de cual será nuestro final de etapa, además la cadencia de nuestro caminar es distinta, decidimos continuar nuestros caminos y el Camino si así lo estima nos hará volver a coincidir.

Poco a poco me voy aproximando a la estación de ferrocarril de la población de Alverca ya que el Camino continúa discurriendo paralelo a la vía.





Tal y como el paisano portugués nos había informado es necesario acceder a través del edificio de la estación que con su singular paso elevado me permite pasar al otro lado de la vía y por ende al casco urbano de Alverca. Dentro de la estación y según voy descendiendo los peldaños que me han permitido salvar la vía, observo la existencia de un singular artefacto para circular por la vía del tren en otras épocas, posiblemente para uso interno en los Caminhos de Ferro Portugueses (CP) en la actualidad Comboios de Portugal.





Después de abandonar la estación y ya en el otro lado de la vía me encuentro a las puertas de la población de Alverca do Ribatejo, aunque realmente no llego entrar en su casco urbano puesto que el Camino la circunda por su lado derecho, bordeando del campo de futbol por una estrecha vereda entre los sembrados. Pienso que debe ser una población a considerar para visitar dada su antigüedad que se remonta a la época medieval en que fue sede del Concejo, además de disponer en la actualidad de toda clase de servicios con sus más de 20.000 habitantes. Sin embargo carece de Albergue aunque siempre queda la última solución de acudir al cuartel de Bombeiros Voluntarios.







Esta vereda de tierra apenas permanece durante 500 metros después de los cuales entramos por la zona asfaltada de un polígono industrial por el que hay que caminar con sumo cuidado debido a los camiones de gran tonelaje que acceden al mismo a través de una vía bastante estrecha.

Así llego hasta la carretera N-10, aquí el caminar se comienza a complicar por el casi inexistente arcén y enorme volumen de tráfico que soporta esta carretera, según llego a Sobralinho.







Pero aún quedan 2,6 km a través de esta incómoda N-10 que se convierten en peligrosos, debido a la carencia de arcenes y el enorme volumen de vehículos de todo tipo que por ella circulan, aspecto que se complica aún más con unas obras de asfaltado que se están realizando y que sin embargo me ayudan a caminar porque efectuan cortes alternativos de ambas direcciones lo que me permite tener la casi certeza de que durante unos minutos una de las direcciones no debe tener circulación de vehículos.







¡Por fin llegué a Alhandra! Esta bonita población es otra posible opción para finalizar la etapa cuando se cumplen 29 km desde el inicio de etapa, sin embargo la carencia de albergue no anima demasiado, aunque siempre existe la opción de acudir al cuartel de Bombeiros Voluntarios de Alhandra (B.V.A.), aunque siempre es preferible contactar previamente por teléfono para conocer la disponibilidad.







La freguesia de Alhandra, perteneciente al Concelho de Vila Franca de Xira, tiene una población aproximada de 9.000 habitantes (año 2011), es una bella población en la ribera del Tajo con todo tipo de servicios excepto Albergue.

Destaca su Casa-Museo del Dr. Sousa Martins, a quién perteneció este edificio y que hoy alberga una amplia de colección de objetos y documentos de la historia de Alhandra, lugar que aprovecho para sellar la credencial.







En la parte alta de la población coincidiendo con el centro histórico y situada sobre una colina se encuentra la Igreja Matriz de São João Baptista, fundada en 1558 con una arquitectura de líneas extremadamente simples, siendo un verdadero símbolo de identidad de la ciudad.







Las raíces históricas de Alhandra no están reñidas con la escultura moderna como la que adorna alguna de sus plazas y jardines junto al río Tajo y la Casa-Museo del Dr. Sousa Martins.







El día se está haciendo largo y existe amenaza de lluvia, así que cuando son las tres de la tarde pasadas realizo un breve descanso en los jardines de la ribera del Tajo donde me refresco y tomo algo de fruta que me de fuerzas para cubrir el trayecto que me resta, puesto que definitivamente he decidido llegar a Vila Franca de Xira que vislumbro en la lejanía por la ribera del Tajo.







Los cuatro km que me separan de Vila Franca de Xira son un verdadero paseo a través de un carril para peatones y bicicletas que discurre por la ribera del Tajo, en paralelo con la vía del ferrocarril. Toda una delicia el caminar a pesar de suave llovizna que comenzó a caer y que de nuevo me obligó a usar el chubasquero, agradeciendo la amabilidad de una pareja que paseaba por allí me ayudó a dominar el “despliegue” del chubasquero debido al viento que también se había levantado y que casi me impedía cubrir mis espaldas y la mochila.

Son algo más de la cuatro de la tarde cuando entro en Vila Franca de Xira después de haber pasado por las puertas de su Plaza de Toros, existiendo una profunda afición de manera especial por esta tierra a la fiesta de toros en todas sus universales formas.

Esta población, capital del Concelho que con la gran entidad sus seis Freguesias suman una población de 136.000 habitantes aproximadamente, así como una extensa superficie.

Me voy a hospedar en la Casa de Hóspedes Ribatejana y como en principio no la localizo se me ocurre preguntar en un comercio de venta de vehículos, la amabilidad de las personas es tan impresionante que a pesar de la tarde medio lluviosa una chica me acompañó hasta la Casa de Hospedes que efectivamente se encontraba próxima junto a la Estación de Ferrocarril, realmente quedé abrumado de tanta atención. ¡Gracias y … buen Camino!, espero algún día volver a coincidir por cualquiera de los Caminos.







En la Casa de Hóspedes fui recibido por Mariano, gestor y propietario que me acogió de forma agradable disculpándose por el estado de la casa que se encontraba en plena rehabilitación y acondicionamiento de las habitaciones, así que me instaló en una que estaba frente al baño ya totalmente reformado y con un trato muy familiar me facilitó los medios para limpiar el barro de las zapatillas que usé al principio de la etapa.

Después de asearme y descansar un poco me decidí por visitar la población de 30.000 habitantes según me indicaron en la Oficina de Información a donde acudí a sellar la Credencial, pudiendo contemplar el bonito edificio de la sede de la cámara Municipal ubicada en la misma plaza.







La Paróquia de São Vicente Mártir, templo edificado en 1677 y que en 1755 inició su denominación de Parroquia con la destrucción del templo medieval de San Vicente.







Otro edificio que me merece especial mención por su singular belleza estructural es la Estãçao do Caminho de Ferro en la que preside su plaza una escultura dedicada al arte de la tauromaquia de especial raigambre en esta población con innumerables sociedades taurinas.







Después de la visita a la población regreso a mi alojamiento en el que coincido con un peregrino llamado Anthony, de nacionalidad estadounidense, que resultó ser la misma persona con la que momentáneamente coincidí en el Albergue Juvenil de Lisboa pero que asocié como responsable de algunas de las diferentes excursiones que allí se alojaban.

Son las 19 horas pasadas cuando decido por fin hacer una comida seria, por lo que me encamino al restaurante recomendado por Mariano donde pude disfrutar de un caldo verde y de un fenomenal pollo asado (Frango assado na Brassa) acompañado de vinho verde.

El día ha sido largo y después de 33 km en un primer día de Camino, aunque con un perfil muy llano, tengo verdadera necesidad de descansar, así que me retiro para disfrutar de un reconfortable sueño.





Alojamientos de la Etapa:

Lisboa:
-Pousada de Juventude Parque das Nações
    Localización: Rua de Moscavide, Lt 47 – 101
    Propiedad y Gestión: Administración
    Tel.: (+351) 218 920 890 / (+351) 925 665 076

-Albergue Juvenil Lisboa
    Localización: Rua Andrade Corvo, 46
    Propiedad y Gestión: Administración
    Tel.: (+351) 213 532 696 / (+351) 925 665 072

-Home Lisbon Hostel
    Localización: Rua de São Nicolau, 13, 2º Esquerda
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: +351 218 885 312

-Lisbon Lounge Hostel
    Localización: Rua de São Nicolau, 41
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: +351 213 462 061

-Goodmorning Hostel
    Localización: Praça dos Restauradores, 65, 2º
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: +351 213 421 128

-People Hostel
    Localización: Rua dos Jeronimos, 16
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: +351 211 394 328

-PH Lisbon Hostel
    Localización: Calçada do Marquês de Abrantes, 40
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: +351 218 013 771 / +351 918 180 779

-Pensão Brasil - Africa
    Localización: Rua das Pedras Negras, 8
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+351) 218 869 266



Alpriate:
-Albergue de Peregrinos de Alpriate
    Localización: Largo de Alpriate, 13
    Propiedad y Gestión: Associação de Peregrinos Via Lusitana
    Tel.: (+351) 915 595 213
    Inaugurado el 25 de Julio de 2016



Verdelha de Baixo (a 1 km del Camino, antes de Estación de Alverca):
-Residencial A Faia
    Localización: Estrada da Alfarrobeira, 1
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+351) 219 596 197 / (+351) 931 612 110

-Dormidas Leal
    Localización: Estrada da Alfarrobeira, 6
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel: (+341) 219 585 902

-A Lanterna
    Localización: Estrada de Alfarrobeira, 17
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel: (+351) 219 576 488 / (+351) 965 204 469

-Hospedería Alfa10
    Localización: Estrada de Alfarrobeira, 10
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel: (+351) 219 580 475



Alverca do Ribatejo:
-Bombeiros Voluntarios
    Localización: Rua dos Bombeiros Voluntarios
    Propiedad y Gestión: Bombeiros
    Tel.: (+351) 219 581 551



Alhandra:
-Bombeiros Voluntarios
    Localización: Rua Vasco de Gama, 58
    Propiedad y Gestión: Bombeiros
    Tel.: (+351) 219 519 020; e-mail:secretariabva@gmail.com



Vila Franca de Xira:
-Casa de Hospedes Ribatejana
    Localización: Rua da Praia, 2 A (Junto a Estación de Ferrocarril)
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+351) 263 272 991 / (+351) 925 912 679

-Pensão Flora
    Localización: Rua Noel Perdigão, 12
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+351) 263 271 272 / (+351) 96 794 10 10 / (+351) 91 019 86 61

-Hostel DP
    Localización: Rua Antonio Palha, 2
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+351) 926 070 650 / (+351) 263 288 012

-Hospedaria Maioral
    Localización: Travessa do Terreirinho, n.º 2
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tel.: (+351) 263 274 370 / (+351) 263 274 371



Nota sobre alojamientos en Portugal:
- Bombeiros Voluntarios: no es obligación de este cuerpo el alojar peregrinos.Es necesario avisar con varios días de antelación y estar dispuestos a recibir una respuesta negativa. Su "colaboración" consiste en ofrecer un colchón o un espacio, ducha o acceso a casa de baños. No obstante es aconsejable llevar una esterilla. Las condiciones e instalaciones no son las apropiadas, es preferible evitar el alojarse en estos lugares, además habitualmente no son gratuitos. Como emergencia es válido antes que dormir a cielo abierto.

-Pousadas de Juventude: durante la reserva previa es conveniente informar de que se es peregrino. No es necesario el carnet de alberguista, es suficiente con la credencial.

-Hostel o Pensão: es conveniente mostrar la credencial, normalmente ofrecen decuentos a peregrinos.