Camino Primitivo (pulsar sobre cualquiera de las imágenes para ampliarlas)






Día 11º: Castroverde - Lugo:



El descanso ha sido perfecto, todo un remanso de comodidad y sosiego en este apacible lugar, un lujo para cualquier ser humano y de ensueño para un peregrino.

Hoy evito el madrugón habitual ya que dispongo de baño completo en la propia habitación y además he quedado en desayunar a las ocho horas, respondiendo mis anfitrionas con puntualidad matemática y sorprendiéndome en el salón comedor con un espectacular desayuno que para mi hábito diario resulta de un volumen, calidad y variedad excepcional, incluida la diversidad de frutas.

Llegó la hora de la despedida, hay que seguir el Camino, pero mi amiga Maribel con su increíble amabilidad me acercó en su vehículo hasta Castroverde, lugar en el que me recogió el día anterior, retornando así a la senda en dirección a Santiago de Compostela. La etapa de hoy no “guarda sorpresas” en cuanto a su recorrido casi siempre en suaves ascensos y descensos apenas apreciables que me conducirá hasta Lugo.

Dejo atrás Castroverde y a la misma salida dirección Lugo encuentro una amplia curva a la izquierda en la que coincide el cruce de varias carreteras y un paso elevado que salva la C-630, en este mismo punto dejo esta carretera por la derecha y salvo el paso elevado a través de un subterráneo que me deja en un cómodo camino asfaltado durante unos 600 metros hasta llegar a la aldea de San Miguel, lugar en el que tomo el desvío de la derecha perfectamente señalizado con un mojón con su “vieira”.

En este nuevo tramo comienzo a abandonar el asfalto y por caminos inicialmente abiertos con alguna que otra vivienda aislada aunque perfectamente acotada y resguardada dentro de una tapia de piedra que rodea el recinto en el que se ubica.





Después de 1500 metros salgo a la carretera CP-12-09 que tomo a la derecha en dirección a la cercana aldea de A Penalonga, pero en apenas 200 metros abandono esta carretera por la izquierda para ahora sumergirme en una bonita zona boscosa a través de una cómoda pista cuando son las nueve de la mañana.





La próxima parroquia a la que me encamino es Souto de Torres apenas distante un km, tramo que se convierte en un paseo encantador a estas horas de la mañana. A la entrada de la población se encuentra a mano derecha la ermita con su peculiar campo santo.







Frente de la ermita se ha instalado un bonito “cruceiro” que anima a unos minutos de descanso a sus pies, pues a pesar de la comodidad de la etapa es aconsejable llevar algo de alimento y bebida dada la total ausencia de establecimientos donde poder abastecerse.







La carencia de servicios se mantiene en esta aldea de dos decenas de habitantes en cuyas viviendas prima el carácter agrícola con pétreas construcciones que puedo observar ya que el Camino transita a lado de las mismas hasta abandonarlas a través de una nueva senda.







Esta bonita senda bordeada por un frondoso arbolado nos conducirá durante 600 metros hasta desembocar nuevamente en otra de las pequeñas carreteras de comunicación local que se entretejen como una tela de araña entorno a las muy diversas aldeas existentes.





La siguiente aldea es Nadela a kilómetro y medio de la anterior. Ya caminando por asfalto en dirección a Villar de Cas que solo dista 800 metros, en esta nueva aldea existe un pequeño habitáculo en el que se ubican unas máquinas con refrescos y en el que con suerte podremos abastecernos siempre y cuando funcionen dichas máquinas.





Casi como continuidad de esta aldea se encuentra Soutomerille, lugar en que nuevamente abandono el asfalto para tomar una senda a mano derecha durante un kilómetro hasta devolverme de nuevo a un vial asfaltado.

El abandono del campo con la migración de sus habitantes a las ciudades y zonas industriales se hace notorio con la imagen de caseríos atrapados por la naturaleza escondiendo entre las enredaderas sus balconadas medio derruidas como símbolo del esplendor de otras épocas.







Después de algo más de dos kilómetros llego a Santa María de Gondar a cuya entrada se encuentra la única fuente de agua potable de la etapa de hoy.







Cruzando el núcleo urbano de Santa María de Gondar también existe un pequeño rincón en una de las viviendas donde se encuentra instalada una máquina expendedora de bebidas que lógicamente tampoco funcionaba.

Pero la amabilidad de las personas es increíble, pues un vecino que observa cómo me retiro de la máquina sin obtener el deseado refresco, me ofrece un excelente racimo de uvas negras de su propia parra, detalle que agradecí y degustando sus frutos de una exquisita textura y dulzor durante algún kilómetro en mi caminar.

Ahora voy caminando por la carretera LU-P-2917 durante otros dos kilómetros hasta tomar a la derecha la última senda agradable de la etapa que los pies agradecen después del continuado asfalto de hoy.







Pero por esta senda apenas transito unos centenares de metros hasta llegar a Carretera (del término de Basquas) en que la senda me deja a la orilla de la C-630 y a la que antes de incorporarme la naturaleza me despide con una lluvia de manzanas sobre el camino que como una alfombra de penetrante olor a tan preciado manjar definitivamente abre paso al asfalto.





El trazado del Camino realmente me debería apartar de esta transitada carretera llevándome hacia Carballino pero unos carteles indicadores me obligan con motivo de un “desvío provisional” a continuar por esta carretera, pudiendo observar en la lejanía las edificaciones de la aldea.





Un kilómetro y medio a través de la C-630 y una indicación a la derecha me lleva por una carretera vecinal en dirección As Casas da Viña, pequeña aldea en la que su soledad únicamente se ve interrumpida por la presencia de unos perros amenazantes que me hacen pasar unos momentos no muy agradables.







Los seis kilómetros que restan se me van haciendo interminables con un continuo cruce por pasos elevados para salvar las autovías a medida que me aproximo a Lugo.

Son las trece horas cuando diviso a dos peregrinos que me anteceden, pero mi ritmo es alto y rápidamente los sobrepaso porque debido a circunstancias familiares imprevistas he decidido dar por finalizado mi Camino al llegar a Lugo y regresar a mi domicilio.







Después de cruzar por distintas urbanizaciones próximas a Lugo y ya en descenso hacia la ciudad a la que puedo visualizar enfrente, con la imagen en primer término del viaducto que permite al ferrocarril salvar este valle.







Me encamino directamente al Albergue para poder informarme de los posibles medios de transporte para regresar a mi domicilio, solicitando la colaboración del hospitalero Antonio quien me permitió dejar la mochila en tanto gestionaba la forma de viajar, aunque inicialmente era reacio, pero una vez se dio cuenta de la realidad de mi situación todo fue amabilidad, ofreciéndome incluso la posibilidad de asearme en tanto se aproximaba la hora de salida del autobús que ya reservé para las quince horas.

¡¡Muchas gracias por tu amabilidad y colaboración Antonio!! que en momentos de verdadera necesidad aún se agradecen más y… queda en pie mi idea de compartir contigo unas cervezas cuando reinicie este Camino desde esta bella ciudad de Lugo con una población aproximada de 100.000 habitantes, cuya fundación se remonta al año 15 a.C. siendo su Muralla romana declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2000.

Aquí en el albergue coincido con la pareja de peregrinos a los que adelanté en las proximidades de Lugo y que comprendieron el porqué de mi rápido caminar al indicarles los motivos, sintiendo no poder compartir este final de jornada con ellos, además resultaron ser gallegos y de Santiago de Compostela.







Hoy día 20 de octubre a las quince horas doy por finalizado parcialmente mi Camino Primitivo a las puertas de las murallas de esta bonita ciudad a la que en cuanto mis quehaceres me lo permitan retornaré para culminar el Camino hasta Santiago de Compostela. ¡¡Buen Camino Peregrinos!!





Albergues de la Etapa:

Lugo:
-Albergue de Peregrinos de Lugo
    Localización: Rua das Norias, 1
    Propiedad y Gestión: Xunta de Galicia
    

-Albergue Juvenil Lug2
    Localización: Rúa Pintor Corredoira, 4
    Propiedad: Xunta de Galicia; Gestión: Privada
    Tele.: (+34) 982 220 450

-Albergue Casa da Chanca
    Localización: Rúa Pintor Corredoira, 4
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tele.: (+34) 648 57 43 00
    Restaurado en 2016

-Hostel Roots & Boots Lugo
    Localización: Rúa Santiago, 216 (frente al puente romano sobre el río Miño)
    Propiedad y Gestión: Privada
    Tele.: (+34) 620 260 951 / (+34) 982 229 709
    Edificio remodelado en 2014