El Botafumeiro

El Botafumeiro (“incensario” en gallego) es uno de los símbolos más famosos y populares de la Catedral de Santiago de Compostela. Es un incensario de grandes dimensiones que se mueve desde la cúpula central de la Catedral, desde donde cuelga por un sistema de poleas, hacia las naves laterales. Ocho hombres son necesarios para moverlo, los conocidos “tiraboleiros”, ya que pesa 53 kg. y mide 1,50 metros; está suspendido a una altura de 20 metros y puede alcanzar una gran velocidad.

El Botafumeiro se usa por motivos litúrgicos, del mismo modo que cualquier sacerdote utilizaría un incensario en el altar, y se puede ver los siguientes días de celebración eucarística:

- La Epifanía del Señor: 6 de enero
- Domingo de Resurrección
- La Ascensión del Señor
- La Aparición del Apóstol-Clavijo: 23 de mayo
- Pentecostés
- El Martirio de Santiago: 25 de julio
- La Asunción de María: 15 de agosto
- Todos los Santos: 1 de noviembre
- Cristo Rey
- La Inmaculada Concepción: 8 de diciembre
- Navidad: 25 de Diciembre
- Traslado de los Restos del Apóstol: 30 de diciembre
- Todos los viernes del año (excepto Viernes Santo), en la misa de 19:30h, como Ofrenda del Peregrino.
También puede funcionar el Botafumeiro con ocasión de peregrinaciones que lo hayan solicitado a la Catedral.

(Nota: Hasta nuevo aviso el Botafumeiro no funcionará en la misa de las 19:30 horas de los viernes)

Fuente: Oficina del Peregrino